Los quiroprácticos han tratado, durante los últimos 112 años, la enfermedad y la dolencia sin el uso de fármacos y con el objetivo de evitar la extirpación quirúrgica o la reparación de cualquiera de los órganos del cuerpo o estructuras. El mensaje quiropráctico es que la atención proactiva de su cuerpo y estilo de vida son decisiones sabias necesarias para alcanzar la salud. Los quiroprácticos han mantenido y mantienen este punto de vista, incluso antes de que estuviera de moda y mucho antes de que las pruebas dejaran claro que la medicación y el modelo de cirugía de la “atención médica” es realmente nada más que el “cuidado de la enfermedad”, esperando que se presente esta enfermedad y el tratamiento de sus efectos. La quiropráctica tiene un enfoque preventivo para el cuidado de la salud: eliminar la causa de la enfermedad.
Los quiroprácticos siempre han mantenido que interferir con la transmisión de las señales electro-químicas que conectan el cerebro, el sistema de control maestro del organismo humano, a cada órgano y célula del cuerpo, tiene un efecto perjudicial en la salud. Este sistema es tan delicado y de tal vital importancia que el cuerpo ha diseñado el conjunto más complejo de protección, para protegerlo. El cráneo es una bóveda protectora que alberga y protege el más sensible de los sistemas: los ojos, la boca, los oídos y lo más importante, el cerebro. El siguiente órgano crítico en su cuerpo, la médula espinal, es custodiado por la columna vertebral. Esta obra maestra de la ingeniería es de 24 vértebras, cada una de ellas un hueso único, que no sólo sirve como eje de su sistema músculo-esquelético, que le da la capacidad única de caminar erguido, sino también tiene un conjunto único de nervios que se dirigen a través de él a todos los demás sistema del cuerpo a través de los agujeros individuales llamados foramen.
Desde su cerebro, su médula espinal y los millones de nervios que se ramifican constituyen el núcleo de como funciona su cuerpo. Antes de venir al mundo, se formó el cerebro y la médula espinal y desarrolló un cuerpo alrededor de ello. Y así es que hoy en día el cerebro regula el resto de su cuerpo a través de este delicado sistema de nervios protegidos por la columna vertebral.
Los quiroprácticos mantienen la posición correcta de estas delicadas articulaciones y la preciosa carga que protegen, su sistema nervioso.
La presión sobre los nervios de raíces que salen de la columna vertebral a través del agujero para controlar y regular todos los otros sistemas de órganos del cuerpo puede afectar a millones de fibras nerviosas. La presión sobre el tronco del encéfalo, donde deja el cráneo y entra en la columna también puede afectar a millones de fibras nerviosas. Interferir con estas fibras nerviosas puede tener consecuencias desastrosas en su salud.
Los quiroprácticos detectan y corrigen la causa de esta interferencia, permitiendo que su cuerpo se autorregule, adapte y sane. El cuidado y el mantenimiento del sistema nervioso y la columna vertebral es un componente necesario de cualquier enfoque natural para la salud y el bienestar.
Los quiroprácticos han sido opositores abiertos a la fluoración del agua, la vacunación masiva, el uso excesivo de medicamentos, los aditivos alimentarios y han sostenido siempre que es mejor encontrar y corregir la causa de la enfermedad, en lugar de simplemente tratar o disimular todos los síntomas.
Hoy en día, los quiroprácticos apoyan el creciente cuerpo de evidencias de que la salud es resultado de – un buen funcionamiento del sistema nervioso, consumir alimentos naturales, ricos en nutrientes, agua potable pura, ejercicio adecuado, sueño natural y bienestar emocional / espiritual. Una columna vertebral sana permite que su cuerpo se adapte, regule y aproveche plenamente los beneficios de todos estos otros métodos naturales para evitar las enfermedades y el logro de la salud.

Fuente: http://www.naturalnews.com/022535_health_body_chiropractic.html#ixzz27g9Hio1U