El agua es el principal e imprescindible componente del cuerpo humano. El cuerpo humano tiene un 75 % de agua al nacer y cerca del 60 % en la edad adulta.

En el agua de nuestro cuerpo tienen lugar las reacciones que nos permiten estar vivos. Forma el medio acuoso donde se desarrollan todos los procesos metabólicos que tienen lugar en nuestro organismo.

Gracias a la elevada capacidad de evaporación del agua, podemos regular nuestra temperatura, sudando o perdiéndola por las mucosas, cuando la temperatura exterior es muy elevada es decir, contribuye a regular la temperatura corporal mediante la evaporación de agua a través de la piel.

 Posibilita el transporte de nutrientes a las células y de las sustancias de desecho desde las células. El agua es el medio por el que se comunican las células de nuestros órganos y por el que se transporta el oxígeno y los nutrientes a nuestros tejidos. Y el agua es también la encargada de retirar de nuestro cuerpo los residuos y productos de deshecho del metabolismo celular.

Los problemas de espalda pueden ser signos de falta de agua en los discos de la columna vertebral: son los amortiguadores que soportan el peso del cuerpo.

El agua del grifo está cargada con decenas de contaminantes peligrosos para la salud. Para reducirlos, tenemos a nuestro alcance diferentes métodos.

 

¿DUDAS SOBRE EL AGUA DEL GRIFO?

 Seguimos llamando “potable”, es decir, “agua que puede ser bebida”, al líquido que sale por los grifos de las casas, a pesar de las evidencias acerca del riesgo para la salud que representa ingerirla diariamente.

Después de recibir vertidos industriales, aguas de riego repletas de plaguicidas, heces animales y humanas, de pasar por depuradoras anticuadas que añaden casi tantos tóxicos como quitan y recorrer kilómetros por tuberías desgastadas, el sopicaldo que denominamos agua potable contiene hasta 260 sustancias, muchas cancerígenas. Pero es agua legal porque cumple los estándares de calidad establecidos por las autoridades internacionales y estatales.

El problema es que esos estándares son el resultado de un complejo cálculo en el que intervienen, junto a los sanitarios, una buena cantidad de intereses industriales y económicos. Por eso se modifican de año en año y el agua que hoy es potable, mañana no lo será, siempre con la coartada de innumerables estudios científicos cuidadosamente seleccionados.

La variedad de agentes contaminantes crece al mismo ritmo con el que se inventan moléculas y se desarrollan tecnologías novedosas.

 MEDICAMENTOS:

Cuando una persona o un animal toman medicamentos, una gran parte de ellos se excreta a través de la orina y de las heces. Las depuradoras no pueden eliminarlos en su totalidad, con lo que terminan saliendo por los grifos. Así se encuentra regularmente en el agua, contraceptivos, reguladores del colesterol, analgésicos, antiinflamatorios, antiepilépticos y antibióticos.

 

¿DUDAS SOBRE LA BOTELLA DE PLASTICO?

 El agua mineral natural embotellada es la alternativa preferida por las personas conscientes de la mala calidad de la potable. Sin embargo, el agua envasada también contiene sustancias tóxicas. Además, su transporte y los envases producen un

importante impacto ambiental. Damià Barceló, jefe del Departamento de Química Ambiental del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, asegura que han encontrado antibióticos en agua envasada y que ésta se somete a menos controles legales que la del grifo (trimestrales en lugar de diarios). Además, un reportaje de Greenpeace dice que se utiliza 2.7 millones de toneladas de plástico para embotellar el agua. Un litro de agua en botella de plástico genera 600 veces más CO2 que un litro de agua que sale del grifo.

 

 OSMOSIS INVERSA Y AGUA KANGEN :

 Este proceso sirve a filtrar el agua del grifo, a liberarla de todas las impuresas, gracias a una membrana muy fina. Al principio sirvó por los astronautas de la nasa que no llevavan agua durante los viajes pero que filtraban la urina para recuperar las moleculas de H2O (agua) y usar la de nuevo.

Este proceso se usa ahora en casa para disfrutar de una agua las más pura posible  para cocinar y beberla.

El agua Kangen, además de la filtración, ioniza el agua, es decir que cambia el pH del agua para darle un pH más saludable. 1 familia en 5 en Japon la utiliza y el gobierno la declara « de interés publico ».

 

Fuente: Revista “integral”.

http://www.mon-eau-kangen.com/