La quiropráctica no tiene en absoluto nada que ver con los masajes.

El Quiropráctico realiza ajustes específicos con el fin de que las vértebras normalicen su funcionamiento para que no produzcan interferencias con el sistema nervioso. Los ajustes son aplicaciones manuales muy breves y de gran efectividad que exigen una gran habilidad que sólo un Licenciado en Quiropráctica (6 años de universidad) debe realizar para ajustar una subluxación vertebral.

Nada tiene que ver con los movimientos manuales realizados sobre la piel o el músculo y conocidos como masajes.

Quiromasaje:Los masajes son simplemente técnicas de relajación muscular. La terapia de masajes no requiere formación a nivel universitario. Es suficiente la asistencia a seminarios de un par de fines de semana para poder utilizar el título de “quiromasajista”.