¿Qué es la quiropráctica?

¿Qué es la quiropráctica?

¿En qué consiste la Quiropráctica?
La Quiropráctica trabaja sobre la columna vertebral para corregir problemas mecánicos, incidiendo así en el funcionamiento del sistema nervioso y, en consecuencia, en la salud de todo el organismo.
El sistema nervioso controla la función de todos los órganos, tejidos, glándulas y sistemas del cuerpo, gracias a un continuo ir y venir de información desde el cerebro hacia él. Una vértebra incorrectamente alineada (lo que se conoce como subluxación vertebral) puede alterar la función de los nervios que emanan desde la médula espinal y que se ramifican a través de sus orificios hacia una parte determinada del cuerpo, ocasionando un trastorno orgánico y unos determinados síntomas.
Mediante precisos ajustes vertebrales, el quiropráctico corrige los desplazamientos de las vértebras, restituyendo su movilidad y devolviendo al sistema nervioso su capacidad transmisora.

¿Para qué sirve la Quiropráctica?
Bajo cuidados quiroprácticos, el paciente puede corregir tanto problemas mecánicos de la columna como trastornos orgánicos ocasionados por una alteración de la función nerviosa, apostar por la prevención y disfrutar de una mejor calidad de vida. Pues el ámbito de la Quiropráctica es tan amplio como variado el alcance del sistema nervioso.
Los problemas que más frecuentemente presentan los pacientes que acuden a las consultas son, entre otros, hernias discales, lumbagos, ciáticas, espondilolistesis, escoliosis y desviaciones, dolores de espalda, adormecimientos, pinzamientos, cervicalgias, mareos, vértigos, migrañas, dolores de cabeza, artrosis, y en un menor porcentaje trastornos orgánicos como alergias, otitis, asma, trastornos digestivos, respiratorios o ginecológicos.
Un porcentaje cada vez más elevado de personas recurre a la quiropráctica como medio preventivo de salud.

¿Cuál es la principal diferencia de la Quiropráctica?
A diferencia de otras profesiones sanitarias, la Quiropráctica ofrece un modo de recuperación y mantenimiento de la salud prescindiendo de los fármacos y de la cirugía, evitando los efectos secundarios y la hospitalización que estos tratamientos conllevan, y aminorando así los costes sanitarios.
La Quiropráctica defiende que el correcto funcionamiento del sistema nervioso permite al cuerpo hacer uso de su capacidad de recuperación y regeneración, tendiendo siempre a un estado óptimo de salud.
Y el buen funcionamiento del sistema nervioso requiere una columna vertebral sana.

¿En qué consiste el trabajo del Quiropráctico?
El quiropráctico somete al paciente a un examen inicial que consiste en pruebas tan variadas como el estudio estructural, inspección biomecánica de la columna, historial clínico, examen físico, termografía y/o estudio de radiografías.
Tras este análisis, el facultativo llega a la decisión acerca del tipo de ajuste que debe recibir ese paciente. Además de practicar el ajuste vertebral específico, el quiropráctico aconseja al paciente sobre su nutrición o su higiene postural, y le recomienda ejercicios físicos según su caso.
El cuidado quiropráctico no es agresivo, por lo que el doctor en Quiropráctica podría ser, como ya lo es en otros países, el primer facultativo al que consultar antes de optar por otras soluciones más drásticas, especialmente en problemas musculares o del esqueleto.
El quiropráctico está capacitado para evaluar el problema del paciente y enviarlo a otro profesional sanitario si el caso lo requiere. Esta relación profesional, sustentada en la cordialidad, colaboración y respeto mutuo, acostumbra a ser más frecuente con neurocirujanos, traumatólogos, reumatólogos, rehabilitadores, oncólogos, internistas y ginecólogos, entre otros profesionales sanitarios.

Asociación Española de Quiropráctica, AEQ
Todos los miembros de la Asociación Española de Quiropráctica son titulados universitarios superiores, habiendo concluido una carrera de 5.500 horas lectivas, que incluye un año de internado clínico.
La formación que reciben les capacita para ejercer como facultativo que diagnostica y trata el complejo de subluxación vertebral.

Fuente:

Asociación Española de Quiropráctica

http://www.laquiropractica.info/?p=405

La quiropráctica y el autismo

La quiropráctica y el autismo

El término autismo proviene de la palabra griega eaftismos, cuyo significado es «encerrado en uno mismo». El autismo no es una enfermedad, sino más bien un desorden del desarrollo de las funciones del cerebro permanente y profundo. En muchos casos, el autismo causa problemas con la comunicación, tanto verbal  como no-verbal. Las interacciones sociales con otras personas, tanto físicas y verbales no son fáciles de llevar, las rutinas o comportamientos repetitivos, como repetir palabras o acciones una y otra vez, seguir sus rutinas o el horario para sus actividades de manera obsesiva, o tener maneras muy específicas para arreglar sus pertenencias. Los síntomas en general son incapacidad de interacción social, aislamiento, estereotipos (movimientos no controlados de alguna extremidad, generalmente las manos), conductas muy rígidas, negación a cualquier cambio o novedad y repetir una acción determinada muchas veces.

Aunque no existe una cura conocida para el autismo, sus síntomas pueden ser manejados. El tratamiento adecuado es fundamental para contrarrestar los efectos más penosos del autismo.  Los padres primero observar signos de autismo en niños de alrededor de 18 meses de edad. La falta de interés en el juego es uno de los signos más llamativos.  Si el niño tiende a ser generalmente insensible a las actividades y juegos que la mayoría de los niños disfrutan, el autismo puede ser la causa. El autismo afecta a cómo el niño expresa y entiende las emociones, se relaciona con los demás, y se comunica.

 Investigaciones recientes han demostrado que los ajustes de la columna vertebral pueden ayudar a aliviar los síntomas del autismo. Un estudio mostró una correlación positiva entre la parte superior del cuello del útero y los ajustes de manejo de los síntomas del autismo. El estudio siguió a un período de 9 meses de ajustes quiroprácticos en 26 niños autistas. Los resultados mostraron mejoría en la respuesta a los estímulos, reflejos, rango de movimiento del cuello, y un efecto beneficioso sobre otros problemas de salud.

Muchos de los niños dejaron de tomar Ritalin, el estimulante comúnmente se administra a pacientes que presentan síntomas autistas. El efecto beneficioso de estos ajustes sobre el autismo se atribuyó a la corrección de una dislocación parcial que influyó en función local y desarrollo neurológico. El cuidado quiropráctico, en forma de ajustes a la interferencia nerviosa (conocidos como subluxaciones vertebrales) responde a la necesidad del sistema nervioso para la estimulación. Estimulación, a su vez, contribuye al desarrollo del sistema nervioso y su funcionamiento. Estos hallazgos indican que el cuidado quiropráctico también puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes autistas, para aliviar algunos de los síntomas más preocupantes. Es un paso hacia el objetivo final de encontrar una cura.

Benefíciate de las bondades que la quiropráctica te regala.  Visítanos!  Nuestra Clínica está ubicada en la Avenida Fidalgo Díaz, justo frente a la entrada al Parque Julia de burgos III en Carolina.  Llámanos al 787-768-8319 y/o escríbenos al inbox para hacerte una cita con el bienestar.  Los esperamos!!  Que pasen un excelente fin de semana largo!

Fuente:

http://www.queesautismo.com

http://mooib.com

http://www.guiadelasaludpr.com

Perder peso sin dietas

Perder peso sin dietas

ELIMINA ESTOS SIETE ALIMENTOS DE TU DIETA !!! Y TU CUERPO FUNCIONARÁ MEJOR

1. SOJA Casi toda la soja y sus productos han sido genéticamente modificados. Nuestro cuerpo no puede procesar y digerir bien la comida que manipulada genéticamente, por eso hay que evitarla. La soja también tiene niveles altos de componentes similares a los estrógenos que interfieren en nuestro balance hormonal.

2. EL MAÍZ. Otro alimento genéticamente modificado como la soja. Hay que evitarlo. Desafortunadamente este grano se encuentra en casi toda la comida procesada ya que se convierte en azúcares, contribuyendo a desarrollar enfermedades crónicas como diabetes tipo dos.

3. GLUTEN. Se encuentra gluten en los granos, especialmente en la harina. Es un alimento pegajoso que interfiere con la digestión, especialmente en pacientes celiacos. Tomar mucho gluten incrementa la inflamación general del cuerpo porque tiene un alto contenido en omega seis.

4. PRODUCTOS LÁCTEOS. No es un alimento natural para nuestro dieta. Además, el proceso de pasteurización y homogeneización destruye algunos de sus nutrientes, como enzimas, vitaminas y la proteína. Con mucha frecuencia se encuentran antibióticos en productos lácteos que son dañinos para el organismo.
5. LOS AZÚCARES Y EDULCORANTES, Consumimos más azúcar en un día que nuestros antepasados en un año. Cuanto más azúcar, más resistencia a la insulina y más diabetes tipo dos. Los edulcorantes artificiales son peligrosas y tóxicos, y causan problemas graves de salud. Hay que evitar el aspartamo por ejemplo.

6. LOS CACAHUETES. Vienen de la familia de las legumbres, crecen bajo tierra en un ambiente húmedo y cogen muchos hongos. No están protegidos por una piel dura como por ejemplo las nueces o las almendras. Atraen tóxicos. Hay mucha gente alérgica a los cacahuetes.

Escucha siempre a tu cuerpo. Antes de poner algo en tu boca pregúntate: ¿Me va a bloquear o me va a limpiar? La respuesta será instantánea. El pan, la carne o la leche suelen bloquear; las verduras, la fruta  y las legumbres suelen limpiar.

Fuente: Ata Pouramini

Huesos sanos contra la osteoporosis

Huesos sanos contra la osteoporosis

Pese a la creencia general, tomar habitualmente lácteos no ayuda a fortalecer los huesos, por el contrario, puede empeorar la pérdida de calcio. Para evitar la osteoporosis, es necesario cambiar de hábito dietéticos, comer mucha fruta y verdura y menos proteínas y azúcares, tomar el sol, hacer ejercicio y recibir cuidados quiropráctico periódicamente.

Según prestigiosas fuentes de información como Harvard Medical School (1,2) y algunos estudios de investigación científica (3), la leche y sus derivados no ayudan a fortalecer los huesos. Al contrario de lo que siguen diciendo muchos profesionales de la salud y los anuncios de empresas lecheras, los lácteos pueden empeorar la pérdida de fosfato cálcico por su alto contenido de proteínas y lactosas (1,2,3).

Es verdad que la leche contiene calcio, pero también contiene varias proteínas como la caseína, lactoalbumina y la lactoglobulina. Además contiene lactosa, el azúcar de la leche. Para metabolizar la lactosa se necesita una enzima llamada lactasa que desaparece gradualmente después del crecimiento del esqueleto, así que la mayoría de los adultos se vuelven intolerantes a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa y el exceso de proteínas animales pueden tener serias consecuencias. Según algunos científicos, el consumo excesivo de leche y sus derivados, sobre todo los quesos, pueden generar alergias, asma, dermatitis atópica, cáncer de próstata, cáncer de ovarios y diabetes en los niños (1,4).

También están relacionadas con el aumento de la osteoporosis y la diabetes todas las bebidas refrescantes con gas, con o sin azúcar (5,6,7).

Según el departamento de nutrición de Harvard School of Public Health, todas las bebidas refrescantes contienen un alto nivel de fosfato. Su ingesta puede provocar un desequilibrio de la ratio de calcio/fosfato y, por lo tanto, podría contribuir a la descalcificación ósea.

Es importante saber que muchos de los suplementos de calcio recomendados por los médicos u otros profesionales de la salud, contienen carbonato cálcico. Esta forma inorgánica de calcio puede perjudicar la salud, ya que promueve la calcificación de tejidos blandos y de las paredes arteriales y puede contribuir a la artrosis, arteriosclerosis (3,9), cálculos renales (2,10), aumento de acidez gástrica (11,) y presión alta (12).

Es cierto que el deporte y el sol son muy beneficiosos para la salud, pero si queremos evitar desgaste articular o artrosis precoz y osteoporosis, lo más inteligente es hacer una revisión postural y de columna por su quiropráctico.

La perdida gradual de movimiento y alineación intervertebral, conlleva a un aumento de rigidez general que impide la correcta nutrición de los discos, ligamentos y vértebras (13).

Si logramos mantener una correcta alineación y movimiento interarticular, tanto a nivel de la columna como de todas las articulaciones, podemos detener el avance de la artrosis y osteoporosis.

El cuidado quiropráctico junto con una dieta correcta, como la del Dr Hiromi Shinya (1), el ejercicio físico moderado y la exposición gradual al sol, son indispensables para mantener la salud y el bienestar.

Fuente:

1.     hiromi Shinya, La enzima prodigiosa. Ed Aguilar. Abril 2013

2.     Willet, W.C Eat drink y be healthy : the Harvard medical School guide to healthy eating P139-151, Simon, Schuster Source, NY,2001

3.     B.Kamen, Osteoporosis : What it is, how to prevent it, how to stop it (New York : pinnacle, (1984),  p40

4.     Seppa, N Cows ´milk, diabetes connection bolstered, The weekly  Newsmagazine of Science Vol 155, number 26

5.     Faguerazzi G, Vilier A, Sartorelli DS, Lajous M, Balkau B, Clavel-Chapelon F. Consumption of artificially and sugar-sweetened beverages and incident type 2 diabetes in the etude epidemiologique auprès des femmes de la mutuelle générale de l´éducation Nationale-European prospective investigation into cancer and nutrition cohort. Am J Clin Nutr. 2013 ;97(3) :517-523.

6.     P Mc Nair, Bone Mineral Metabolism in Human Type 1 ( Insulin Dependent) Diabetes Mellius, Danish Medical Bulletin 35 (1988) :109

7.     http://www.hsph.harvard.edu/nutrtionsource/sugary-vs-diet-drinks

8.     AG Marsh et al, Vegetarian Lifestyle and Bone Mineral Density, American Journal of Clinical Nutrition 48(1988) : 837

9.     Morter Jr. MT Your Health is your choice Fell Publishers (1990) :161-170

10.RG Wells, Should All Postmenopausal Women receive Hormone Replacement Therapy? Senior Patient (1988) :837

11.MS Sheikh et al, Gastrointestinal Absorption of calcium from milk and Calcium Salts, New England Journal of Medicine 317 (1987) : 532

12.M : Parrott-Garcia and DA Mc Carron, Calcium and Hypertension, Nutrition Reviews 42 (1984) : 205

13.HF Deluca, The latest information on Vitamin D and Bone Status, Complementary Medicine May/June (1986) : 14

Cómo actúa la quiropráctica en nuestro cuerpo

Cómo actúa la quiropráctica en nuestro cuerpo

La Quiropráctica trabaja sobre la columna vertebral para corregir problemas mecánicos que perjudican el funcionamiento del sistema nervioso y, en consecuencia, en la salud de todo el organismo. El sistema nervioso controla la función de todos los órganos, tejidos, glándulas y sistemas del cuerpo, gracias a un flujo de información que lo recorre hasta el cerebro. Una vértebra incorrectamente alineada (subluxación vertebral) puede alterar la función de los nervios que emanan desde la médula espinal hacia una parte del cuerpo, produciendo síntomas y trastornos orgánicos. Mediante precisos ajustes vertebrales el quiropráctico corrige estos desplazamientos vertebrales, restaura su normal movilidad y devuelve al sistema nervioso su capacidad transmisora.

Los problemas más frecuentes de los pacientes que acuden a las consultas quiroprácticas son hernias discales, lumbagos, ciáticas, espondilolistesis, escoliosis y desviaciones, dolores de espalda, adormecimientos, pinzamientos, cervicalgias, mareos, vértigos, migrañas, dolores de cabeza, artrosis y, en un menor porcentaje, trastornos orgánicos como alergias, otitis, asma, trastornos digestivos, respiratorios o ginecológicos. A pesar de que la mayoría de pacientes utiliza la quiropráctica como método terapéutico eficaz frente a diferentes trastornos, su mayor virtud es la de ser un eficiente método preventivo ante futuras dolencias, debido a esta capacidad de optimizar el sistema nervioso que cuida y mejora nuestro organismo.

La Quiropráctica es un método no agresivo de recuperación y mantenimiento que prescinde de fármacos y cirugía, evitando así efectos secundarios, hospitalizaciones y costes sanitarios derivados de estos tratamientos. El quiropráctico realiza un completo examen inicial al paciente que incluye un estudio estructural, inspección biomecánica de la columna, historial clínico, examen físico, termografía y/o estudio de radiografías. Tras este análisis, el facultativo decide el tipo de ajuste a recibir por el paciente, que practica de forma precisa y segura. Asimismo indicará al paciente el tipo de nutrición, higiene postural y ejercicios físicos recomendables para su caso particular. Si el caso lo requiere, el quiropráctico deriva al paciente a otro profesional sanitario (del mismo modo que éstos envían pacientes a un quiropráctico). Esta relación profesional es frecuente con neurocirujanos, traumatólogos, reumatólogos, rehabilitadores, oncólogos, internistas y ginecólogos.

Fuente: http://www.laquiropractica.info

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies