Mucha gente piensa que si no hay nada roto o si se puede mover bastante bien después de un accidente, todo está bien. Los estudios han demostrado que el 95 % de las víctimas de accidentes de tráfico han sufrido las consecuencias de los latigazos.

Las consecuencias dependen :

  1. De la velocidad del choque. Si el accidente se provoca a unos 10 o 20 km/h, el cuerpo sufre una fuerza equivalente a 20 veces su peso.
  2. Si el accidente es por sorpresa o si habías visto el vehículo antes del impacto en el espejo retrovisor, dándote tiempo para “prepararte”, no es lo mismo. En el segundo caso, tienes tiempo de tensar los músculos para proteger las articulaciones.
  3. Si llevabas cinturón de seguridad o no.
  4. Si tenías el soporte detrás de la cabeza o no.

Los síntomas que puedes notar después de horas, o días, son :

Dolores de cabeza, dolores de cuello, torticolis, mareos, naúseas, hormigueos en las manos, dolores en los brazos, ansiedad, depresión, irritabilidad, alteraciones en la memoria, fatiga, dificultades para dormir y concentrase, dolores de mandibula…

En las radiografías, se nota muchas veces una rectificación de la curva cervical y los dolores pueden llegar a ser crónicos. Esta rectificación daña los discos que tenemos entre cada vértebra, lo que puede dar despúes como consecuencias hernias discales, artrosis ( pico de loro …).

Las consecuencias del impacto pueden variar. Desde no notar ninguna molestia, hasta llegar a fracturar vértebras del cuello en casos extremos. Así, el accidente de tráfico puede ser a raíz de muchos problemas de espalda y de salud en los meses, incluso, años después.

Pero cuando se nota dolor o tensiones unos días después del accidente, es porque fue suficientemente fuerte para dañar tejidos. El dolor de cuello ocurre en el 90% de los accidentes de coche, y 20 % se convertirá en dolor crónico.

Estudios enseñaron que un tratamiento empezado justo después de un latigazo permitirá al cuerpo:

  • recuperar más rápido
  • ganar movilidad
  • evitar formación de tejido cicatricial
  • prevenir dolor crónico

Ÿ evitar artrosis

La quiropráctica es una terapia eficaz y muy segura para la gente que ha sufrido un accidente de tráfico. Se recupera la curva de la zona cervical, y puede evitar las consecuencias crónicas, ya sean físicas o psicológicas.

Gracias a los ajustes suaves, la quiropráctica permite al cuerpo que se recupere más rápido y previene consecuencias que pueden ser más graves en el futuro.

Además la quiropráctica puede ayudarte para las otras dolencias que suelen ocurrir después de accidente de tráfico como dolores lumbares, de cabeza y de mandíbula.

 

Referencia:

 – YOCHUM& ROWE,Essentials of skeletal radiology

J Chiropr Med. 2009 Dec;8(4):171-86.The relationship of whiplash injury and temporomandibular disorders: a narrative literature review.Fernandez CE, Amiri A, Jaime J, Delaney P.SourceAssociate Clinical Professor, Los Angeles College of Chiropractic, Southern California University of Health Sciences (LACC/SCUHS), Whittier, CA.

Pain Res Manag. 2005 Spring;10(1):21-32.Treatment of whiplash-associated disorders–part I: Non-invasive interventions.

Conlin A, Bhogal S, Sequeira K, Teasell R.SourceSt Joseph’s Health Centre, Parkwood Hospital, London, Canada.

Injury. 1996 Nov;27(9):643-5. Chiropractic treatment of chronic ‘whiplash’ injuries.

Woodward MN, Cook JC, Gargan MF, Bannister GC. Source University Department of Orthopaedic Surgery, Bristol, UK.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies